GUERRA DE CALCETINES

GUERRA DE CALCETINES

01_guerra-de-calcetines

GUERRA DE CALCETINES

Siempre que pensamos en una guerra divertida nos viene a la cabeza una guerra de almohadas, pero guerras molonas hay muchas: de globos de agua, de bolas de papel, de arena en la playa, de peluches. En general, puedes hacer una guerra de cualquier cosa blandita. Se trata de lanzar y dar a tu adversario, no de dejarlo K.O.

Una de mis preferidas es la guerra de calcetines. Es una guerra de estar por casa y muy fácil de preparar. Vamos al cajón correspondiente, coges un montón de calcetines y ¡a jugar! Este combate surgió de la manera más tonta que te puedas imaginar. Aquel día el soldado “Pequeñete” no me dejaba hacer la cama y la teniente “Mami” decidió pasar a la acción.